Sinvergüenza

Corría el año 1992 y en Gestmusic me ofrecieron participar de una forma diferente en un nuevo programa que se estrenó ese verano, «Sinvergüenza» era su título y ahí que me vi presentando un juego para dicho concurso.